La isla de Orango Grande, tambien llamada la isla de las mujeres en el Archipiélago de las Bijagos en el Guinea Bissau

Una tierra donde las mujeres tienen todo el poder, donde se organizan en asociaciones que gestionan la economía, el bienestar social y la ley. Son ellas las que imponen sanciones, dirigen, aconsejan, distribuyen y se las respeta como dueñas absolutas de la casa y de la tierra. Sólo se recurre a los hombres para el barbecho de los campos, la caza del mono y la pesca.

El aislamiento geográfico y su carácter desconfiado, secretista, poco amigo de las visitas de extraños y celoso de sus tradiciones animistas, les ha permitido conservar una sociedad con estructuras matriarcales.

En Orango Grande nadie recuerda un asesinato, ni los más ancianos, ni las baloberras, que son las mujeres que saben hablar con los espíritus de los antepasados. Únicamente se conocen peleas como esta de Nené, que deberá recoger la paja -trabajo propio de las mujeres- como castigo por su mal comportamiento. También se le azotará con una rama joven de poilao. Luego todo se olvida…

Fuente : Anna Boyé

Valora nuestro site