Desiertos, un inmenso mar de hierba y montañas inaccesibles esperan al visitante en esta ruta, en la que los encuentros con familias nómadas son habituales. El uso de dos vuelos domésticos, evita interminables etapas de transición.

Desierto de Gobi y Estepa Central. Foto Joaquim Castelo

Desierto de Gobi y Estepa Central. Foto Joaquim Castelo

Tres millones de habitantes en un territorio equivalente a tres veces la extensión de España; mayoritariamente nómadas que se desplazan a caballo y en motocicleta con sus “gers” a cuestas. Desiertos, un inmenso mar de hierba y montañas cubiertas de bosques esperan al visitante que acepta el reto de un viaje diferente, a un país con una cultura muy alejada de lo que se considera habitual en occidente.
Durante el mes de septiembre el país se prepara para la llegada del invierno; las temperaturas pueden caer súbitamente, una tempestad trae la nieve y las condiciones de viaje cambian rápidamente. Hemos adaptado la ruta a la estación, acortándola y eliminando las etapas del Lago Khovsgol.

DESIERTO DE GOBI
Dunas de arena y espectaculares cañones. Uno de los grandes espacios vacíos del planeta.

Desierto de Gobi y Estepa Central. Foto Teresa Rost

Desierto de Gobi y Estepa Central. Foto Teresa Rost

A TRAVÉS DE MAR DE HIERBA
Kms.de pistas solitarias y grandes horizontes a través de la estepa y las montañas, con inesperados encuentros con familias nómadas que viajan con sus tiendas y rebaños.

Desierto de Gobi y Estepa Central. Foto Cristina Esteve

Desierto de Gobi y Estepa Central. Foto Cristina Esteve

Desierto de Gobi y Estepa Central.

Desierto de Gobi y Estepa Central.

Ver ficha técnica del viaje: Desierto de Gobi y Estepa Central.

Valora nuestro site